El mirador del Ter

Una de las cosas que más nos gusta hacer es realizar pequeñas excursiones y rutas por nuestra zona. Escapadas de un día para descubrir este hermoso territorio que tenemos en Cataluña y que muchas veces pasa desapercibido. Nuestra idea es hacer salidas aptas para toda la familia, para ir con amigos o  con mascotas, rutas que nos ayuden a conectar con la naturaleza. Visitar el mirador del Ter con su increíble paisaje y el Monasterio de Sant Pere de Casserres es una de ellas. Fácil y con mucho encanto.

MIrador del TerOtras rutas interesantes para hacer por Cataluña y que a nosotros nos encantaron son, el morro de l’Abella, el avión estrellado de Requesens o la roca foradada.

¿Cómo llegar?

Llegar al mirador del Ter no es difícil, solo tenemos que tener un móvil con GPS y poner en google maps: Mirador del Ter. Hasta aquí parece todo fácil y sin complicaciones, pero verdaderamente no es así. Nosotros salimos de Lloret de Mar y en poco menos de una hora estábamos llegando hasta donde nos marcaba el GPS. Entramos en un desvió totalmente en obras y un poco más adelante encontramos un campo de fútbol, donde os recomendamos aparcar. Aunque el móvil os diga que sigáis un poco más para a bajo, el estado de la carretera no es óptimo y no vale la pena seguir. Os hemos marcado en gris donde recomendamos aparcar.

Una vez aparcados tenemos dos opciones, la más sencilla es seguir el GPS hasta donde nos marca que está el mirador del Ter. Se tiene que seguir bajando el campo de fútbol y ya veréis un cartel que marca el camino. Se tarda apenas 10 minutos desde donde hemos aparcado. ¿Cual es el problema? Que no es el mejor mirador que hay para ver el meandro completo y el monasterio. Se ve un poco de lado y no hay mucha altura, así que hicimos algunas fotos pero volvimos al coche para intentar encontrar otro mirador mucho mejor.

MIrador del Ter Camino hacia el Mirador del Ter

Después de unas cuantas incursiones por el bosque, por fin encontramos el camino para llegar al que para nosotros es el verdadero mirador del Ter, una roca un poco elevada que da una vista panorámica del monasterio de Sant Pere de Casserres y del meando del río Ter. Así que hicimos unas cuantas fotos por el recorrido que ahora os explicaremos, por si tenéis pensado visitar la zona no os perdáis y podáis encontrar el camino sin dar tantas vueltas como hicimos nosotros.

Lo primero que tenemos que hacer una vez aparcado el coche, es subir un poco hasta un camino que deja el campo de fútbol a vuestra derecha. Seguimos este camino hasta acabar el campo y aquí encontramos un desvío. Nosotros tenemos que seguir rectos, un camino que sube un poquito y hace un poco de curva.

Seguimos nuestra ruta andando por este mismo sendero durante unos cinco minutos. Encontraremos momentos que parece que sale algún camino más hacia la derecha o la izquierda, pero no tenemos que hacerles caso.

Mirador del TerTenemos que seguir este camino hasta encontrar un cruce que empieza en una pequeña bajada. Como referencia, a la izquierda os quedara como una pared de piedras, aquí giramos a la derecha y seguimos avanzando unos pocos metros.

Ahora viene lo difícil, el camino parece que va hacia la derecha, incluso se ve un camino que baja y está rodeado de matorrales, pero aquí tenemos que girar a la izquierda, justo donde parece que no hay camino. Para situarnos, hay unas pequeñas piedras que hay que subir.

Mirador del Ter

Este desvió es el más importante, si lo hemos hecho bien, os parecerá que no hay un camino marcado. No obstante, seguiremos recto unos dos minutos y después de un gran árbol, habrá un desvío a la derecha.

Camino al miradorVista panorámica del meandro del Ter

Ya estamos llegando, a medida que vamos avanzando y en menos de cinco minutos, se empieza a ver poco a poco el monasterio de Sant Pere de Casserres escondido entre los árboles. Las vistas son realmente alucinantes. Se ve una vista panorámica del meando del Ter. Para nosotros, este es el mejor mirador del Ter sin  lugar a duda.

MIrador del TerComo llevábamos unos bocadillos y un poco de agua, nos sentamos a desayunar en esta explanada contemplando las maravillosas vistas. Podemos decir que ha sido uno de los mejores bocadillos de nuestra vida. La tranquilidad y la conexión con la naturaleza que te regala este lugar no tiene precio, lo hacen una excursión muy interesante y recomendable.

Mirador del TerMonasterio de Sant Pere de Casserres

Esta ruta se puede complementar visitando el monasterio de Sant Pere de Casserres, se tarda aproximadamente media hora en coche desde el mirador del Ter. Declarado Monumento Nacional en el año 1931, es una de las joyas más emblemáticas del románico catalán. Actualmente, queda entera la iglesia románica, el campanario y el claustro. También dispone de restaurante propio. Está abierto al público en general y se han llegado a realizar también bodas y fiestas privadas.

Nosotros no lo pudimos visitar ya que en enero se encuentran de vacaciones, pero os dejamos un enlace con su pagina web por si os interesa conocerlo y  informaros de todo antes de llegar. El precio de la entrada es de 3€ por persona, así que resulta bastante económico para ser un lugar con mucha historia y muy interesante de ver. Otra recomendación que os hacemos, es ir a comer al restaurante Fussimanya, un local de comida tradicional catalana, donde disfrutaréis como niños! Se encuentra muy cerca del monasterio, eso sí, reservar antes de ir porque suele estar lleno.

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *