Cascadas de Ouzoud, una maravilla natural

Si estáis planeando un viaje a Marruecos y os preguntáis si vale la pena ir a visitar las Cascadas de Ouzoud, nuestra respuesta es SÍ. Sí vale la pena, y ahora os contaremos el porque de esta respuesta. Es verdad que es nuestra opinión personal y que hay gente que cree que no es necesario hacer tanto rato de coche para ver solo unas cascadas. Desde nuestro punto de vista es una excursión muy bonita que os explicamos a continuación.

Cascadas de Ouzoud Leila¿Cómo llegar?

Para visitar las Cascadas de Ouzoud, salimos desde Marrakech con el chófer que contratamos con la agencia local Capsim Tourisme para hacer la ruta de 11 días por Marruecos. Es un trayecto de aproximadamente 2 horas y 45 minutos por carreteras poco transitadas y con vistas bastante bonitas. Si no tenéis conductor y queréis ir por vuestra cuenta con un coche de alquiler, respetar siempre los límites de velocidad ya que hay muchos controles en las carreteras.

Ruta Cascadas de OuzoudSi sois de los que no os gusta preocuparos por nada, existen excursiones diarias que podéis comprar en casi cualquier lugar de Marrakech y que os llevarán y devolverán a la ciudad el mismo día. Aunque nosotros recomendamos ir con chófer o por libre porque así tendréis más tiempo para disfrutar de las cascadas y podréis visitarlas cuando no estén llenas de turistas. La mayoría de excursiones salen de buena mañana y se van a la hora de comer. Nosotros fuimos más tarde, a media mañana, y estuvimos prácticamente solos a partir de las 13 horas.

El trayecto se nos hizo bastante ameno, nuestro chófer nos empezó a explicar costumbres de su país y nos ponía música típica marroquí. Casi sin darnos cuenta llegamos al aparcamiento de las Cascadas de Ouzoud, es bastante grande y está muy cerca de la entrada, así que es genial. Una cosa que tenéis que tener en cuenta si viajáis con vuestro propio coche es la propina. Cuando aparquéis siempre encontraréis gente que os ayudará y os controlará el vehículo hasta que os marchéis. Le tendréis que dar un poco de propina a la salida, es una práctica muy extendida en el país.

Diferentes rutas para hacer en la zona

Desde el aparcamiento llegas a la parte de arriba de las cascadas en apenas cinco minutos. Se ve como cae el agua, la inmensidad de las cascadas y la hermosa vegetación. ¡Es una pasada! Al principio da un poco de vértigo pero mientras vas observando toda la cascada y escuchando el agua al caer, notas una sensación de libertad impresionante. Si seguís el camino que va hacia la derecha, hay un mirador para sacar fotos muy chulas. Nosotros nos detuvimos allí un buen rato, no nos cansamos de oír el ruido del agua y contemplar semejante belleza.

Leila con vistas desde arribaExiste la opción de seguir el camino de la derecha hasta a bajo del todo de las Cascadas de Ouzoud, pero nuestro chófer nos recomendó volver hasta donde habíamos aparcado y coger un camino que hay a mano izquierda. El camino de bajada es un poco largo, unos 15 minutos, pero vale mucho la pena. Os vais encontrando pequeñas tiendas y restaurantes con bonitas vistas. También os podéis encontrar con monos en libertad por los árboles a los que les podéis dar cacahuetes  que venden en la mayoría de puestos ambulantes y sacar fotos.

Mono en las cascadas de ouzoudDurante la bajada hay muchos lugares para ver las cascadas y hacer fotos. Nosotros paramos en un par de ellos y tenemos que decir que cada vez que te vas acercando a bajo es más bonito. Por fin llegamos a la base de las cascadas y quedamos alucinados. Da mucha más impresión estar a los pies de la montaña, parecíamos hormigas delante de semejante grandeza. Las Cascadas de Ouzoud son de las más altas de toda África.

Cascadas de Ouzoud - FonsImpresionantes vistas desde las base

Es impresionante cuando estas justo debajo y ves como la fuerza de la naturaleza cae con violencia a pocos metros de ti. Estuvimos casi dos horas por allí. Al principio había bastante gente, pero al cabo de una hora nos quedamos casi completamente solos. Así que aprovechamos para hacer muchas fotos. Es un espectáculo brutal.

Fons Leila en las Cascadas de Ouzoud

Cascadas de OuzoudTambién hay unos barquitos a remo que te llevan justo debajo de las cascadas. Como en casi todo Marruecos, tienes que negociar el precio. Nosotros hicimos el viaje con nuestros amigos de La Vida No es Solo Trabajar y Dani y Fons después de negociar mucho el precio subieron a dar el paseo por 50 dirhams los dos. Es un paseo corto, dura 10 minutos. Pero te acercan mucho a la cascada e impresiona bastante.

Fons y Dani debajo de las cascadas

Cascadas de Ouzoud de cercaDespués de pasear un poco por la zona y hacer muchísimas fotos, como es habitual en nosotros, empezamos el camino de subida hacía el aparcamiento. Como eran más de las 15:30 decidimos comer algo en uno de los restaurantes que hay. Tiene unas vistas mágicas. Es una pasada poder comer mirando semejante espectáculo, ver el agua caer y escuchar la fuerza con que impacta al río es brutal.

Comida con vistasComimos en el restaurante Berbere Amazigh unas brochetas de pollo con unas patatas y una botella de agua para los dos. Pagamos 120 dirhams contando la propina. La verdad es que repetiríamos, el trato genial y las vistas alucinantes. Con la barriga llena seguimos subiendo hacía el coche, tardamos unos 15 minutos pero se hacen bastante amenos si vas mirando las tiendas que te vas encontrando.

Vuelta a Marrakech

Nos despedimos de las Cascadas de Ouzoud y queda regresar a Marrakech. El trayecto es largo, algo más de 2 horas y media, pero con música y hablando con los amigos el trayecto es más ameno. Llegamos a la ciudad a media tarde, momento ideal para perderse por la medina y la plaza Jamaa el Fna.

Después de la experiencia del viaje creemos que es una excursión muy recomendable, ideal para desconectar del bullicio de las ciudades más turísticas y conectar con la naturaleza. Por lo tanto, para nosotros SÍ merece la pena ir a Ouzoud.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *