Hotel & Spa La Central

Como ya sabéis nos gusta mucho conocer lugares nuevos de nuestra querida Cataluña. Creemos que vivimos en un lugar precioso y que tiene mucho que ofrecer, así que siempre que podemos intentamos descubrir un rincón diferente, y si está rodeada de naturaleza, mucho mejor. Y eso nos pasó con el Hotel & Spa La Central.

Hotel Spa La CentralPara nuestro aniversario decidimos regalarnos algo especial que nos ofreciera tiempo para nosotros y contacto con la naturaleza. Así que descubrimos este hotel, un lugar con mucho encanto en la zona de l’Alt l’Empordà, Girona y que sin lugar a duda, nos hechizó.

Por si os interesa podéis visitar la web del hotel en este enlace o otros hoteles con encanto en los que hemos estado y nos han enamorado.

Historia del Hotel

El Hotel & Spa la Central es un alojamiento rural que está situado en Maçanet de Cabrenys, un pequeño pueblo del Alt Empordà, Girona. Para llegar hasta el hotel tenéis que ir dirección Figueres y luego coger la N-II. A pesar de encontrarse solo a 30 minutos de esta ciudad y a 1 hora aproximada de Girona, se encuentra en un lugar totalmente privilegiado, ya que está rodeado por completo de naturaleza.

Este hospedaje tiene un encanto especial porque es una antigua central hidroeléctrica restaurada, de carácter energético y revitalizante ya que está en un entorno único, perdido entre montañas.  Además, justo a los pies del hotel se encuentra el río Arnera que es de donde antiguamente se cogía el agua para convertirla en energía y, el pantano de Darnius- Boadella. Un lugar realmente idóneo para conectar con la naturaleza y relajarse.

El Hotel & Spa La Central tiene 21 habitaciones, una zona de spa muy completa y un restaurante precioso ubicado en la antigua sala de máquinas. También, tiene diferentes espacios para relajarse y meditar así como un una sala de masajes que de bien seguro tenéis que probar. Y la joya de la corona para nosotros es el jardín, situado delante del hotel, con unas hamacas ideales para sentarse a leer un libro mientras se escucha el ruido del agua.

Hotel Spa La CentralLlegada al Hotel & Spa La Central

Nosotros llegamos al hotel sobre las 16:00 de la tarde. El alojamiento tiene aparcamiento gratuito justo en la entrada. Hicimos el Chek-in en recepción y nos fuimos a dejar las cosas a la habitación. Llevábamos pocos minutos en el Hotel & Spa La Central pero la paz y tranquilidad que se respiraba era alucinante. La habitación era enorme, con buenas vistas al río y con un baño muy grande.

Hotel Spa La CentralHotel Spa La CentralDespués de colocar las cosas en el armario decidimos bajar al jardín a disfrutar de un poco del sol; nos estiramos en unas hamacas y gozamos del silencio, sólo roto por el ruido del agua y los pájaros. El color de las hojas y de los árboles era precioso, nos quedamos hipnotizados, si no llega a ser porque hacía un poco de frío, de bien seguro que nos quedamos dormidos allí.

Hotel Spa La CentralDecidimos ir a buscar la cámara de fotos a la habitación y sacarnos algunos recuerdos con el bonito jardín y el río de fondo. Estuvimos un rato más conociendo los exteriores del hotel, pero empezaba a anochecer así que decidimos regresar a la habitación e ir al Spa.

Hotel Spa La CentralRelax en el Spa y Cena de lujo

Nos pusimos los bañadores y los albornoces que teníamos en la habitación y nos fuimos al Spa. Lo teníamos justo delante, así que no tardamos ni dos minutos en llegar. La entrada se abre con la llave de la habitación y podéis estar allí todo el tiempo que queráis, cosa que es genial porque permite relajarse por completo y sin pensar en el reloj.

El Spa es bastante completo, hicimos un circuito que dura aproximadamente 1 hora. Pasamos por la ducha, el baño de vapor, la sauna, jacuzzi, la piscina y sus fuertes chorros que nos dejaron la espalda como nueva. Estuvimos casi todo el rato solos, cosa que se agradece porque ayuda a relajarse más. Salimos de allí como nuevos y con un poco de hambre, así que nos duchamos y bajamos a cenar.

Decidimos cenar en el Hotel & Spa La Central porque el menú era bastante bueno y a un precio correcto. También porque después del relax del Spa tener que coger el coche por el camino, de noche, durante media hora hasta llegar a algún lugar para cenar, nos pareció mala idea. Creímos que era mejor cenar en el hotel y acertamos completamente.

Cenamos muy bien, cocina sana y natural con una gran variedad de productos  de temporada y ecológicos de km 0. Dos buenas cremas de verduras, pescado para Leila y Carne para Fons, todo acompañado por un buen vino y un postre delicioso. ¡Todo un lujo! Acabamos llenos, lo ideal hubiera sido tomar algo en la terraza, pero hacía frío, así que nos fuimos a la habitación a dormir.

Hotel Spa La CentralDesayuno de película y ruta por los alrededores

Descansamos muy bien y nos levantamos con hambre y muchas fuerzas, así que bajamos a desayunar al buffet libre del hotel, ¡Había de todo! Un menú bastante completo: zumo, cafés, pan con embutido y un poco de dulces. Nos llevamos un par de manzanas porque nos íbamos a hacer una ruta por los alrededores del Hotel & Spa La Central.

Hotel Spa La CentralDesde recepción nos facilitaron un mapa con todas las rutas que se puede hacer por la zona y decidimos empezar por ir a visitar el Clot del Infern. Se encuentra a menos de 2km de distancia y la ruta es muy sencilla. En media hora llegamos, se trata de un paso estrecho formado en la roca por la acción de las aguas del Aranyó, antes de desembocar en el Arnera. Para regresar, cruzamos el puente y seguimos el sendero hasta encontrarnos con la carretera.

Como se nos hizo corta la ruta, decidimos hacer otra, esta más larga, de unos 6km y que nos llevó a conocer la antigua central hidroeléctrica, los bosques de can Bodó y el pantano de Darnius. Esta ruta fue más chula que la anterior. Tardamos casi 2 horas, andamos totalmente rodeados de naturaleza y totalmente solos.  Es una ruta circular, así que llegamos al Hotel & Spa la Central de vuelta, recogimos las cosas y con mucha pena nos despedimos de este hotel con encanto.

Pantano de Darnius y Mirador del Serrat del Sentinella

Cogimos el coche y avanzamos unos cuantos kilómetros hasta ver una entrada hacia el pantano de Darnius. Decidimos parar un momento y bajar a hacer unas fotos del pantano de cerca. Encontramos gente pescando y haciendo un picnic y nos pareció una buena idea para pasar el día. Nosotros no llevábamos comida así que solo paseamos un poco por la zona y nos volvimos al coche.

En recepción del Hotel & Spa La Central nos hablaron de un mirador muy chulo donde se ve todo el pantano de Darnius-Boadella, el Mirador del Serrat del Sentinella. Así que como nosotros somos muy fans de los miradores y nos venía de paso con el coche decidimos parar allí. De donde dejamos el coche al mirador no se tarda ni cinco minutos y el paisaje es realmente alucinante.

Se ve casi todo el pantano, en un día despejado se debe poder ver mucho más. Es interesante ver el mapa con la leyenda, te sitúa y te dice que tienes delante en todo momento. Nos encantó este mirador y por eso os lo explicamos, por si tenéis pensado hacer una ruta por el pantano de Darnius o visitar el Hotel & Spa La Central, no os lo perdáis.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *